Hotel en Islandia

Los mejores hoteles en Islandia: Nuestra experiencia (2/2).

Seguimos con nuestra experiencia y recomendaciones sobre los mejores hoteles en Islandia. Si has llegado aquí de nuevas, recuerda que podrás ver más alojamiento en Los mejores hoteles en Islandia: Nuestra experiencia (Parte 1).

Fosshótel Mývatn

En nuestra noche en este fantástico hotel frente al lago Mývatn, fue donde mejores vistas de la aurora boreal tuvimos. Con esto no te decimos que tenga una relación directa, pero si es cierto que la zona es muy poco poblada, y con esa baja contaminación lumínica se pude admirar mejor el cielo Islandés.

El hotel es muy nuevo y moderno, con una decoración muy cuidada. Habitaciones amplias y bien equipadas con TV de pantalla plana y baño privado con secador de pelo y artículos de aseo gratuitos. Además ofrece servicio de WiFi gratuita y aparcamiento privado también gratuito, lo que siempre es una ventaja si haces tu viaje en coche de alquiler.

El desayuno es muy completo y por si llegas cerca de la hora de cenar, tiene un buen restaurante com amplios ventanales que dan al lago. Esta es una zona donde no hay mucho alojamiendo donde escoger y sin duda, para nosotros es de las mejores opciones.

Milk Factory

Si tienes pensado hacer una parada en Höfn durante tu recorrido, este hotel es sin duda tu mejor opción. Situado a las afueras, esta antigua fábrica de leche tiene vistas al glaciar Vatnajökull y espacio de sobra para aparcar cómodamente tu coche de alquiler.

Las habitaciones tienen una decoración sencilla y moderna, y cuenta con todos los servicios, TV y baño privado. Son apartamentos tipo loft de dos alturas con un gran ventanal que si tienes suerte, tendrás vistas a la montaña o el jardín.

La recepción es abierta y sin problemas de horarios. En nuestro caso llegamos tarde, lo avisamos y pudimos recoger nuestras llaves en una de estas cajas de seguridad con clave, que suele verse en muchos airbnb si viajas por europa.

Ion Adventure Hotel

El Ion Adventure Hotel tiene uno de los entornos más alucinantes de Islandia: sobresale del lado del Monte Hengill en el suroeste, domina los campos de lava casi vacíos cubiertos de líquenes y las colinas que bordean el Parque Nacional Thingvellir.

El hotel minimalista es todo de hormigón y vidrio y está decorado en estilo escandinavo típico, con pisos de madera y una paleta de blanco, negro y gris. Pero no todo es elegante y aerodinámico: los detalles cálidos como los lanzamientos hechos de lana islandesa y las ocasionales fotos de caballos del tamaño de una pared se suman al factor acogedor. Lo que más amamos: el bar Northern Lights, con sus ventanas de piso a techo, que permiten una excelente visión de la aurora boreal.

¿Quieres conocer más hoteles en Islandia? Recuerda que puedes leer Los mejores hoteles en Islandia: Nuestra experiencia (Parte 1). O busca tu próximo destino en nuestro blog.